COMO SALIR DE DEUDAS

1. Saca un balance de lo que debes. Enumera todas tus deudas (acreedor, monto, tasa de interés, vencimiento) 

 2. Haz un presupuesto real de ingresos y egresos. 

 3. La prioridad se vuelve el pago de deudas así que responde ¿qué gastos puedes eliminar? Puedes obtener ahorros al cancelar membrecías, disminuir diversiones, canales de cable, servicio de celular, teléfono y todo lo que no sea estrictamente necesario. Si algún gasto parece imprescindible enfréntalo contra la sensación de angustia que tus deudas te generan. 

 4. Haz un plan de pagos. Un método efectivo y que ayuda a mantener la motivación es cumplir con los pagos mínimos y utilizar el extra en la deuda cuyo monto sea menor, en la medida que se van reduciendo las deudas aplicas esos montos en la siguiente deuda de menor tamaño y repites el método. 

 5. Si no es posible cumplir con los pagos mínimos es momento de vender activos. Joyas, autos, artículos de colección y todo lo que pueda generar un ingreso adicional. No acudas a casas de empeño con la esperanza de recuperar tus bienes pues lo único que lograrás será cavar un nuevo agujero cuyo premio es otra deuda con una alta tasa de interés además del sentimiento de angustia y frustración subyacentes. Por ningún motivo acudas a prestamistas o solicites un crédito cuya tasa de interés sea mayor a las que estás pagando actualmente. 

 6. Cuando no existe forma de obtener un ingreso adicional (vía un préstamo con menor tasa de interés, venta de activos o un trabajo extra) y los ingresos no alcanzan para cubrir los pagos mínimos de la deuda, se aconseja acudir al banco y solicitar una reestructura. Las reestructuras encarecen el crédito pero disminuyen los pagos mínimos alargando el plazo de pago lo cual compra un poco de tranquilidad y da posibilidad de maniobra. 

 7. Se honesto con tus acreedores. Es momento de dar la cara y explicar a los amigos y familiares que te han prestado dinero que no puedes hacer frente a los compromisos adquiridos. Si es posible hay que negociar un plan de pagos e ir abonando pequeños montos a esas deudas sin perder de vista que la prioridad es liquidar las deudas que crecen vía intereses tales como tarjetas de crédito. 

 8. Este plan de liquidación de deudas no tendrá un buen término si antes no analizas cuál fue la razón que te llevó a adquirir estas deudas y modificas dichos comportamientos, de lo contrario apenas obtengas un respiro volverás a las andadas. 

 9. Lo principal ante todo es mantener la calma y conservar la salud. El estrés ocasionado por esta situación, mal manejado puede tener un impacto poco favorable en tu desempeño laboral, salud y relaciones familiares por lo cual no debes perder de vista que tú eres lo más importante y en la medida en que estés tranquilo podrás tomar mejores decisiones y hacer frente a este bache financiero.


Share on Google Plus

Fusión Vida

"Innovando Soluciones de Éxito" - Asesoría Empresarial y Educativa. Escríbenos a fusionvida@gmail.com o llámanos Tel. +502 58295323